Críticas de cine

Ver cine para hablar de cine


Además de otras muchas películas podrás ver películas de Corea del Norte en este blog/North Korean films in this blog/Cinéma Nord-Coréen/조선영화



sábado, 2 de enero de 2016

Camarada eterno. Serie de dos capítulos.

Yakov Novichenko y
Kim Il Sung.
 
Camarada eterno. 영원한 전우

Serie de dos capítulos con una duración de una hora y seis minutos cada uno.

Es una coproducción de Corea del Norte y la U.R.S.S. En la dirección cuenta con un director de cada país: Gil-sen Om y Eldor Urazbayev. El primero comenzó en el mundo del cine como actor para terminar dirigiendo películas.

El actor Andrei Martinov interpreta al Teniente Yakov Novichenko y Lee Yong Il al Líder de Corea del Norte, Kim Il Sung.

La realización de esta serie de dos capítulos fue un encargo del Líder de Corea del Norte, Kim Il Sung. Fue estrenada en 1985.

Yakov Novichenko.

El argumento de la película narra la condecoración del Teniente Yakov Novichenko como “Héroe de la República de Corea”. Un espectacular collar y la máxima condecoración del país que recibió en 1984 en la visita que realizó a Corea.

En dos capítulos cuentan la experiencia militar de Yakov Novichenko al frente de una columna de tanques T-34 formada por soldados rusos que apoyaban a la guerrilla liderada por Kim Il Sung en la lucha contra la ocupación japonesa de Corea, hasta el atentado que sufrió Kim Il Sung el 1 de Marzo de 1946 en Pyongyang a manos de un coreano que formaba parte de un grupo terrorista organizado por los EE.UU.

Escena de la película.
Comienza la película con la presentación de la coproducción, a cada lado el logotipo de la producción de cine de cada país: Por la U.R.S.S la estatua del obrero y la Koljosiana sosteniendo la hoz y el martillo, obra de la escultora Vera Ignátievna Mújina que desde 1947 es la imagen de los estudios Mosfilm y por parte coreana la estatua Chollima, el caballo que resurge de las cenizas, vuela y es montado por el obrero y la campesina llevando este un libro en su mano símbolo de la ideología. Un caballo mitológico en la tradición cultural coreana en el que solo la clase obrera es capaz de montar.


El flashback es importante en esta película. Las escenas retrospectivas conectan a los personajes en dos épocas, la creación del país y la visita a Corea de Yakov 38 años después del atentado. Una unión afectiva que durará por siempre. El Líder de Corea del Norte llegó a visitar al Teniente ruso -que le salvó la vida- en Krasnoyarsk, Siberia, su ciudad de residencia; en una amistad que duró hasta la muerte. Ambos murieron en el año 1994 como si sus vidas hubieran estado entrelazadas desde el atentado.

Lee Yong Il en el papel de Kim Il Sung.
El primer capítulo comienza con el atentado y el acto heroico del Teniente ruso Yakov Novichenko que tras observar como una persona del público lanza una granada a la tribuna donde está de orador Kim Il Sung, consigue atrapar la granada y saltando de la tribuna al suelo sujeta contra su cuerpo el explosivo hasta que este estalla.
Nadie es herido salvo el Teniente que al final salva la vida con múltiples heridas, perdiendo un brazo y un ojo.
A la derecha: Andrei Martinov como Yakov.
El acto multitudinario en el que participaba Kim Il Sung era un evento organizado con motivo del 27 Aniversario del “Movimiento Sam-il”, recordando el hecho histórico de un grupo de coreanos declarando la independencia frente a Japón.
 


En 1919 el pueblo se manifestó y apoyó la independencia que fue ahogada en sangre con la feroz represión japonesa.
Yakov Novichenko y
Kim Il Sung.
En el primer capítulo se prodigan las escenas bélicas. La columna de tanques sufre una emboscada antes de atravesar un puente. Un niño les alerta y de esta forma los soldados rusos salvan sus vidas. Como castigo lleno de rabia, un oficial japonés asesina con su espada a una mujer que sostiene en sus brazos a su hija. Es el primer personaje que se une a la trama que desembocará en el atentado.
Con un montaje rápido intenta captar la complejidad del presente defendiendo los valores de la civilización ante el mundo en ruinas que representa Japón.
Escena de la película.
 
 
 
Le sigue la conquista de una estación de tren y la liberación de un grupo de prisioneros coreanos hasta desembocar en la escena de un brutal cacique coreano maltratando a su criado.
 
 



Yakov Novichenko le obliga a cambiar de puesto y ahora es el patrón el que tira del carrito de dos ruedas llevando al criado cómodamente sentado con la vara de los azotes en mano.
 
Tras este gesto revolucionario en la corea feudal que dejan los japoneses aparece el carismático Líder del país dirigiéndose al pueblo. Ha comenzado la corea socialista.
Yakov Novichenko, en la película, atrapa la granada.
La segunda parte es más oscura. Aparece la trama y preparación del atentado, muy cercano a la actividad mafiosa. La historia nos acerca al verdadero significado de la democracia y la libertad de los pueblos frente al desafío de una sociedad colonial que pretende perpetuar occidente. Aparecen los militares occidentales y los coreanos obedientes. Son los mismos coreanos que llevaron una vida cómoda y próspera bajo la ocupación japonesa. Son los antiguos colaboradores de los japoneses adaptándose al nuevo tiempo de ocupación norteamericana. Los que conocimos en la primera parte, incluida una monja católica como informadora. Y se vuelve a repetir la escena del atentado.
Yakov Novichenko junto a su familia en
Pyongyang.
Termina con una mirada de Yakov a la frontera que divide la península coreana. Una escena que delimita, caracteriza y da contenido a su vida. Frente a él, un nuevo imperio; esta vez no es Japón.
Yakov Novichenko.
 
La cinta no trata de repartir culpas y adjudicar complicidades. Hay en toda la historia del Teniente Yakov una solidaridad emocional con las víctimas de la barbarie. Sin resentimiento y en una magnífica capacidad de síntesis, por su hondura interpretativa. La originalidad reside en su brillante estilo expositivo huyendo del concepto de la propaganda.
 
 Es un relato ordenado que cautiva. No es una hipérbole gratuita. Ni se exagera ni se crea un ídolo, solo es realismo con poder de impacto.
 



La serie de dos capítulos se puede ver en este enlace:
 








No hay comentarios:

Publicar un comentario